miércoles, 19 de marzo de 2014

BROCHAS PARA MAQUILLAJE

Existen muchas brochas y pinceles para maquillaje, y aunque tienen su función, cada una le dará el uso que más le guste y según el resultado que quiera conseguir. Aquí os dejo mis favoritas y cómo las uso.

Pincel para labios: para conseguir un resultado más bonito y sutil es preferible utilizar este tipo pinceles y no aplicarse la barra de labios directamente.


Pincel sesgado: tanto para las cejas como para delinear los ojos con sombra.


Brocha para base líquida: es mi preferida para aplicar la base. Su forma sesgada por ambos lados permite que la brocha se amolde bien a las zonas hundidas del rostro, como alrededor de las aletas de la nariz.


Pinceles para sombras: para las sombras podemos usar múltiples pinceles. Estos son los más comunes. La mejor forma para aplicar una sombra es con pequeños toquecitos sobre el párpado, sin extenderla. Para difuminarla es mejor usar los más pequeños.


Pincel para cejas y pestañas: las pestañas cuanto más largas, rizadas y espesas, mejor; por tanto, después de aplicar máscara de pestañas, las peino siempre con la parte del peine, así elimino algún posible residuo o grumo y además también las separa.
 

Brocha para colorete: no me gusta demasiado usar colorete, pero cuando me lo aplico uso estas, especialmente la sesgada.


Brocha para polvos compactos: es algo más gordita que las brochas para el colorete. Extiende muy bien los polvos, dejando una capa muy fina.



Recordad que es muy importante lavar las brochas después de cada uso para que no acumulen bacterias y evitar así su deterioro.
¿Y vosotras que brochas utilizais?

¿CONOCEMOS LOS PRODUCTOS QUE USAMOS?


Como la mayoría, yo era de las que usaba cremas, maquillajes y demás sin importarme sus componentes; dando por hecho que si algo lo vendían como bueno, sería bueno.
Una crema que aparentemente cumple sus funciones puede destrozarnos la piel a la larga. Y todo por no leer las etiquetas o desconocer lo que significan esas palabras tan raras.


Como existen más de 10.000 ingredientes usados en cosmética, os voy a explicar lo más brevemente posible cuáles deberíamos evitar y porqué. Si a alguien le interesa mucho el tema, aquí está el pdf de la INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos).

Parabenos: son los conservantes del cosmético, se encargan de que sigan siendo efectivos. Aparecen con la terminación –paraben (benzylparaben, propylparaben…). Tienen efecto estrogénico, es decir, actúan como la hormona estrógeno. Niveles altos de esta hormona se relacionan con el cáncer de mama. 

Aceites minerales: derivados de petróleo. Cualquier etiqueta en la que aparezca mineral oil, petrolatum o paraffinum los llevan. Supuestamente hidratan, pero en realidad lo único que hacen es tapar los poros y absorber la hidratación natural de la piel, resecándola con el paso del tiempo.

Siliconas: también derivan del petróleo y aparecen sobre todo en productos para el pelo. Las hay solubles en agua y no solubles. La única diferencia es que las solubles se van fácilmente con el agua, pero ambas taponan igualmente los poros y las cutículas, asfixiándolos. Son las que terminan el -oxane, -cone y  -conol (cetyl dimethycone, polysiloxane, dimethiconol…). Las solubles suelen denominarse con el prefijo PEG.

Propylene glycol: es otro derivado del petróleo. Está en casi todos los productos, ya que su función es preservar la vida útil del cosmético, su fragancia, consistencia, etc. Está muy relacionado con alergias, dermatitis, eczemas e incluso con ciertos cánceres.

Alcoholes: rompen el manto ácido de la piel, para que otros componentes puedan penetrar mejor, pero tras una exposición prolongada a los alcoholes, ésta ya no puede retener agua y se reseca. El más común es el Alcohol Denat.
 
Fragancias y colorantes: se usan para hacer al producto más atractivo. La agencia responsable de regular el etiquetado de los cosméticos (Administración de Alimentos y Medicamentos) no exige que aparezcan las fragancias en el listado de componentes, a pesar de ser éstas los alérgenos por excelencia.  El acetyl hexamethyl es el más frecuente. 

En cuanto a los colorantes, muchos son altamente cancerígenos y además alteran las moléculas de ADN. Algunos de ellos son el HC Orange 3, Acid Red 73 y Solvent Black 3.



¿Después de saber esto seguiréis comprando lo mismo o preferís usar cosmética natural? Para las que escogen la segunda opción podéis visitar www.iherb.com o www.cocunat.com
¿Conocéis alguna otra?